martes, 11 de junio de 2013

SABADO LEGIONARIO EN RONDA

 El sábado 8 de junio, nos fuimos al acuartelamiento “General Gabeiras” del Tercio Alejandro Farnesio IV de La Legión destacado en Ronda, siguiendo la invitación recibida del mando de dicho establecimiento castrense y a pocos días de su celebración.

La salida de Cádiz tuvo lugar a las 7:50, deteniéndonos en San Fernando para recoger a los socios que residen en la citada Isla de León así como los de Chiclana, llegando al campamento legionario a las 10:15 aproximadamente, donde nos esperaban otros socios que decidieron ir por su cuenta, desplazados en sus vehículos.

El acuartelamiento fue en su día campamento de instrucción de la I.P.S., conocida comúnmente como “Milicias Universitarias”, siendo tal centro denominado “Montejaque”. Desde aquellos años hasta hoy, especialmente desde que pasó a manos de la Legión Española, las instalaciones han experimentado una mejora sustancial. Situado en un valle entre montañas de la Serranía de Ronda, en la zona de La Indiana a unos siete kilómetros de la capital del Tajo, en un paraje con buen arbolado y de gran belleza, es hoy día una base militar que acoge tres agrupaciones separadas orgánicamente aunque bajo el mando del mismo jefe : la X bandera ligera “Millán Astray”, la unidad de caballería de reconocimiento y el Tercio “Alejandro Farnesio”, IV de La Legión, todas ellas pertenecientes a este cuerpo de fuerzas de intervención inmediata fundado en Ceuta en 1920 y tan laureado a lo largo de su historia, parte importante de la de España.

El acto comenzó con la formación de la tropa, por compañías, a las 10:40, aunque desde bastante antes se estaba acomodando a los numerosos invitados, que en número bastante elevado asistían a la jura de bandera de unas 700 personas además de a la parada militar conocida como “sábado legionario” como indica el epígrafe. Toda la ceremonia estuvo presidida por el Subsecretario de Defensa, que representaba al ministro del ramo. La referida jura tuvo lugar en primer lugar y, pese a la complejidad del conjunto de actuaciones, la duración total no pasó de las dos horas y media, lo que habla a favor de la buena organización realizada por el mando del acuartelamiento, que pone de manifiesto una vez más la profesionalidad de su cadena de mando. Como es habitual en estos actos legionarios, se realizó el homenaje a los caídos de las fuerzas armadas españolas en general, incluyendo al final del mismo una descarga de fusilería por parte de una de las compañías formadas en la plaza de armas escenario de la parada, que sorprendió con el consiguiente susto a algunos de los asistentes mas jóvenes. Durante el acto hizo su aparición una ligera llovizna que no logró restar brillantez ni emotividad al acto.

Acabada la ceremonia, se efectuaron las consabidas fotos de familia, en esta ocasión delante de la estatua de D. José Millán Astray, procediéndose seguidamente por parte del presidente De la Yeza y unos directivos, a la entrega de una reproducción de la escultura “Esencias Caballas” del escultor ceutí Antonio Romero para el Tercio que fue recogido por el Teniente Coronel Juan Salvat Castellanos que se “autodenominó caballa” en las palabras que pronunció de agradecimiento por la distinción recibida, pues tiene familia muy allegada en la Ciudad Autónoma. Indicó también daría debida cuenta del presente ofrecido al Coronel del Tercio Lanchares Dávila, pues en esos momentos estaba atendiendo en el Salón de Mandos al Subsecretario de Defensa que presidió el acto en nombre del Ministro.

Tras ello, embarcamos de nuevo en el autobús fletado para la visita y nos dirigimos a Ronda a reponer fuerzas y hacer algunas compras, tras lo cual emprendimos el regreso a Cádiz a las 18:15 aproximadamente, con el buen sabor que siempre nos deja la asistencia a las actividades de este cuerpo militar tan querido por los ceutíes que es la Legión Española.